NAVIERA ARMAS

 

PUERTOS CANARIOS

 

ss

La consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, Noemí Santana; el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, y el presidente de Cruz Roja, Antonio Rico, visitaron hoy las instalaciones donde se albergarán 38 personas que llegaron a las Islas la semana pasada.

“Nuestra voluntad es colaborar con el Estado en la atención a la población migrante que llega en pateras y cayucos a nuestras Islas, ofreciendo los recursos que tengamos disponibles para ello”. De esta forma se manifestó hoy la consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, Noemí Santana, tras la visita efectuada junto al delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León; el presidente de Cruz Roja en Canarias, Antonio Rico, y a la viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, a la Hospedería Casa del Mar, en Las Palmas de Gran Canaria, donde se dará acogida a un total de 38 personas que alcanzaron la isla de Gran Canaria la semana pasada y que, hasta ahora, dormían en un polideportivo de la capital grancanaria.

“La intención es colaborar con la Delegación del Gobierno en Canarias poniendo a su disposición de forma provisional este recurso para la acogida inmediata de estas personas evitando, de esta forma, que se queden en la calle”, afirmó Santana quien recordó que “vienen huyendo de unas situaciones de vida terribles y es nuestro deber ofrecerles una atención lo más digna posible”. En este sentido, anunció que el Ejecutivo autónomo está estudiando la posibilidad de ceder las Casas del Mar de las demás islas para este mismo fin.

Santana hizo alusión a la necesidad de trabajar en esta materia entre las distintas administraciones y las entidades sociales con el fin de dar soluciones a la atención de este colectivo y la búsqueda de infraestructuras “más a largo plazo”.

Sobre la situación de los menores, que sí son competencia de la comunidad autónoma, recordó la reunión celebrada recientemente con la ministra de Sanidad en la que se hizo alusión a la necesidad de crear grupos de trabajo para establecer qué tipo de acogida y asistencia se le da a este colectivo y el reparto solidario entre las distintas Comunidades autónomas.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, alabó la buena disponibilidad de colaboración por parte de la consejera y subrayó la importancia de colaborar entre las Administraciones en la atención a una población tan sensible como la inmigrante. En este sentido, enfatizó que “no se puede permitir de ninguna manera que estas personas no se le atiendan con la dignidad que merece cualquier ser humano”.

“Nuestra labor será atender a estas personas, estudiar la situación concreta de cada una para intentar regularizar su situación y facilitar su integración en la comunidad, para ello, le ofreceremos, como primer paso, facilidades para que aprendan el idioma”, indicó el presidente de Cruz Roja en Canarias, Antonio Rico, cuya entidad será la encargada de la atención de este colectivo en este nuevo recurso social.

Las Casas del Mar son centros dependientes del Instituto Social de la Marina, transferidos  al Ejecutivo canario, con el fin de actuar como centro directivo de los servicios del Instituto. Algunas están dotadas de habitaciones para períodos de corta duración.