PUERTOS CANARIOS

 

lo

El sector pesquero canario abordó el pasado viernes, 29 de marzo, en Lanzarote, su futuro frente a los impactos del cambio climático, en el marco de una Jornada monográfica en la que participaron 41 representantes de cofradías de pescadores y técnicos administrativos de las islas de El Hierro, La Palma, Tenerife, Gran Canaria, La Gomera y Lanzarote, además de organizaciones no gubernamentales y científicos de las universidades de Las Palmas de Gran Canaria, de La Laguna y del Instituto Español de Oceanografía.

El encuentro, que tuvo lugar en el Instituto Politécnico de Formación Profesional Marítimo-Pesquera de Lanzarote (Escuela de Pesca), es una iniciativa de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias que cuenta con la colaboración del Cabildo de Lanzarote.

La primera Jornada sobre pesquerías artesanales y cambio climático focalizó sus objetivos en procesar el fenómeno climático y sus impactos en el océano y en el sector pesquero de las islas, sentando las bases para implementar medidas actualizadas de adaptación y de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Durante la sesión se recabaron las impresiones y experiencias de los propios pescadores con el fin de retroalimentar los conocimientos técnicos y científicos con la visión actual y las aportaciones de las personas que trabajan directamente en la actividad pesquera. Este tipo de dinámicas vienen desarrollándose progresivamente en los cinco últimos años en otros territorios españoles y europeos, donde numerosas instituciones, investigadores y representantes de flotas de altura y bajura analizan las medidas adaptadas a la actividad extractiva para preservar la continuidad de las capturas mediante estrictas pautas de sostenibilidad, y mediante acciones de reducción de gases contaminantes en las embarcaciones y en las instalaciones portuarias.

Se están elaborando actualmente las conclusiones de este encuentro multidisciplinar sobre pesquerías canarias y cambio climático, que serán remitidas la próxima semana a todos los sectores participantes para fundamentar una hoja de ruta con acciones específicas y calendarios definidos para el actual ejercicio 2019. El objetivo fundamental de esta iniciativa es preservar los intereses del sector pesquero de las Islas frente a la evolución del calentamiento global, reduciendo progresivamente las emisiones de gases de efecto invernadero en instalaciones portuarias y embarcaciones profesionales.